Tienes en tus manos una joya única hecha especialmente para ti. Pero, ¿sabes cómo cuidarla para que esté siempre como el primer día?

  • Plata: utiliza un paño suave o limpiador no abrasivo y limpia con suavidad la superficie.
  • Cuero: puedes usar un jabón neutro o crema hidratante sin perfumes ni colorantes.

¡Como nueva! Tu joya dispone de 2 años de garantía